sábado, 29 de noviembre de 2014

LA CARNE & EL HUESO



de nuevo una vez más el fin y el principio... y una vez más, también, intentando aprender, siempre en ello, intentar aprender... pasan los días, los meses, las estaciones que vienen y van, y todo es un círculo vicioso y eterno que viene y que va... estamos o no estamos, vamos o venimos, volvemos y vamos... e intentamos, cómo no, ir aprendiendo... intentamos aprender pero somos seres humamos, de carne y hueso, y la carne y el hueso son imperfectos... tropezamos una y mil veces en la misma piedra y en aprender se nos pasa la vida, vamos y venimos, venimos y vamos, damos placer y dolor, amor y desamor, todo lo damos y nos desgastamos y renacemos y todo es como un extraño sueño, la vida un sueño, el amor un sueño, nosotros un sueño, pero están también las pesadillas, hacer de la realidad un sueño en vez de una pesadilla, he ahí la cuestión... termino al fin la ruta, arde babilonia, echa humo el planeta, y somos minúsculas hormiguitas que luchamos contra viento y marea por sobrevivir... los bosques me esperan, Wendy ya está aquí, y es curioso cómo todo va y viene y viene y va, las olas, la deriva, lo bueno y lo malo, todo que va y que viene y que viene y que va... y no entender casi nada, por mucho que lo intentemos no entender casi nada, aunque el corazón nos haga ser y estar...

tiempo de setas

al terminar la ruta

extraños sueños


Vicente Muñoz Álvarez

miércoles, 26 de noviembre de 2014

LA TORMENTA & LOS GESTOS



qué ruta tan extraña esta, qué deriva feroz, y bajo mis pies el suelo que se agrieta, los clientes que naufragan, las despedidas, los malos tragos y las pesadillas... pero sobre mi cabeza, también, el sol, el perfume y los gestos... las teclas de mi ordenador rugiendo, pim pim pim, todo rugiendo mientras se hunde a mi alrededor el planeta, y por todas partes las grietas: mi corazón como un puzzle incomprensible a reconstruir y las grietas... nuestro mundo que se agrieta y nuestras pieles también, todo grietas alrededor, pero también embarcaderos e islas francas donde repostar... llegas agotado y angustiado a ellas y te encuentras sonrisas, salvavidas y gestos... llegas muy nervioso a esas islas y encuentras palmeras, no entiendes, no sabes, crees que estás aún en el océano a la deriva y de pronto el calor y los gestos...

no todo
está perdido

aún

salvan
los gestos


Vicente Muñoz Álvarez

MI VIDA EN LA PENUMBRA

155.000 latidos

martes, 25 de noviembre de 2014

CIRCO



veo hundirse el mundo
a mi alrededor
 clientes como peces
fuera del agua agonizando
que no pueden pagar
llegar a fin de mes

y veo pudrirse el mundo
a mi alrededor
políticos engañando
cómo se pierde la esencia
la sangre los gestos
para llegar a fin de mes

sobre la arena
del circo

luchan
las fieras


Vicente Muñoz Álvarez

lunes, 24 de noviembre de 2014

HUELLAS DE CORZOS EN LA LUNA



voy terminando la ruta, visita a visita y tienda tras tienda voy terminando la ruta, y todo como consumido y muerto y a la vez renaciendo dentro de mí... cosas que mueren y otras que renacen y qué extraño el camino... cosas que quedan atrás, cosas que llegan y vienen y todo que viene y se va, todo en continuo tránsito, la vida, la esperanza, el corazón, como las hojas que el viento se lleva, ese pequeño músculo que late contra viento y marea dentro de ti... y los días de hogar y los gestos, la miel, los pulmones, el aire, el cielo griste, sí, el corazón... todo muy amargo y dulce a la vez, uróboros, la metáfora perfecta, todo que se devora y autodestruye y renace a la vez, no busques fuera, lo encontrarás todo dentro de ti... las setas, los desengaños, las perlas, el fénix, lo sublime y lo trágico dentro de ti... y los animales perdidos, el calor y el olor que emana de ellos, de las hogueras, las brasas, de las cenizas y las chimeneas... los corzos heridos del bosque, sus pequeñas huellas sobre el barro de este mundo podrido y los animales perdidos... los animales perdidos...


Vicente Muñoz Álvarez

HAIKUSTONE



golpe tras golpe

tropezando conmigo

ando el camino


Vicente Muñoz Álvarez

viernes, 21 de noviembre de 2014

LO BUENO



pero está también lo bueno, no sólo, por supuesto, lo malo... y lo bueno es seguir confiando en el mundo y creyendo, y seguir, de la forma que sea amando (no se puede vivir sin amar, el Cónsul dixit)... lo bueno es la piel, el cariño y los sortilegios... lo bueno es olvidar, perdonar y ser perdonado, no, no está sólo lo malo... lo malo existe y está ahí, pero lo bueno también, al menos en mí, como en La leyenda del santo bebedor algo o alguien vela siempre por mí... cuando lo malo duele y todo parece consumido y muerto, lo bueno arrebata, detalles, gestos, miradas, y vuelve en los peores momentos por arte de magia a aparecer... está lo bueno y está lo malo, y en función de la fe, oscila la balanza... es algo que tengo ya comprobado: lo malo atrae a lo malo y lo bueno a lo bueno y al revés... están los golpes y las caricias, el ying y el yang y el fin o el principio: tú decides el camino... lleno de curvas y recodos oscuros, pero también de luz y sorpresas... siempre el punto de encaje (como nos enseñó Castaneda) y el corazón a través del cual se mire...


Vicente Muñoz Álvarez

jueves, 20 de noviembre de 2014

EL DAÑO



el daño no, por favor, el daño no... esa es mi consigna de toda la vida, soy un corazón de lluvia, no el daño, el daño no... y en cambio el daño está ahí, existe, se hace y te lo hacen sin quererlo, forma parte del juego, y no sabes cómo protegerte y proteger, como evitarlo, cómo no hacerlo, sentirlo, sufrirlo, el daño como una bestia herida y al acecho siempre está ahí... no quieres que te hagan daño, no quieres hacerlo, pero el daño, como una maldición, siempre está ahí... cuerpos, rostros, mentes y corazones dañados... y la vida que pasa entretanto tan rápido, tan callando... pero está el amor también, todo unido, el amor y el daño, todo fusionado y fundido, el daño y el amor, y se agostan mientras los cuerpos, las pieles, los sentimientos, y el daño se va por inercia a otra parte, otros cuerpos, pieles y sentimientos, y tú te quedas ahí, en el medio, preguntándote cuál es el sentido de todo, por qué la vida es así, y las estaciones mientras se suceden, el reloj nunca se para, crece la corteza, aumentan los anillos, se endurece la coraza y todo sigue igual, nacer y morir, no entender y amar, huir y sentir, gozar y sufrir...

como las hojas

que de los árboles caen

los sentimientos


Vicente Muñoz Álvarez

lunes, 17 de noviembre de 2014

TEMBLOR



el caso es estremecerse y que las cosas te atraviesen la piel, por qué, no lo sé, pero ese es el caso, lo bueno y lo malo, lo malo y lo bueno atravesando tu piel, y que sean estigmas las llagas, los ojos de lluvia, dulces y dolorosas las cosas, ardan y duelan, se inflamen e incendien y apaguen una y otra vez... por qué esta hipersensibilidad crónica, la pasión y las lágrimas, me pregunto, la gente no es así, el mundo no es así, y a mí todo atravesándome y estremeciéndome y vuelta de nuevo a empezar... canciones que arrebatan, visiones que abrasan, películas y sensaciones que erizan la piel... y estigmas, siempre estigmas sobre la piel... hoy abajo y mañana arriba, ángel o demonio, blanco o negro, el caso es estremecerse y que las cosas te atraviesen la piel... pero sobre todo y pese a todo: la magia: no olvidar que existe nunca, no olvidarlo, no...


Vicente Muñoz Álvarez

OLD MASTERS


las mismas trampas

y las viejas técnicas

pero el calor


Vicente Muñoz Álvarez

VINALIA TRIPPERS: Duelo al sol.

sábado, 15 de noviembre de 2014

RARO & EXTRAÑO



realmente raro y extraño, todo: la poesía, el trabajo, la vida, el amor y el desamor, realmente raros... cómo se suceden los ciclos, las estaciones, las grietas y los conjuros... pero a la vez, también, realmente dulce, el viaje, los gestos y las sonrisas... realmente extraño todo, esta noche oscura del alma que me atraviesa ahora mismo la piel... todo me parece raro, pero hay cosas que dulcifican el viaje, esperando a Godot, esperando a Godot... y así pasa la vida, no entendemos casi nunca nada, la penumbra lo envuelve todo, raro y extraño el camino, porque cuando más desesperado estás llega el milagro y cuando más iluminado estás viene el naufragio... la noche es rara y devora la piel, la piel es extraña y acoge o rechaza, es rara la vida y somos todos extraños, los unos para los otros, nosotros para nosotros, pero al borde del abismo, desde galaxias lejanas, algo o alguien vela siempre por ti... todo raro y extraño, extraño y raro el camino... y el corazón, no obstante, bajo las costillas, latiendo como un pez abisal... aún... todavía... 


Vicente Muñoz Álvarez

viernes, 14 de noviembre de 2014

ÁNGELES (En el camino)



después de la guerra de Valladolid (muy maja, la policía) la semana pasada, la batalla de Zamora ha sido casi un juego de niños... aunque no la hice en una hora, precísamente... tres días de lluvia intensa y oblicua por sus carreteras solitarias con las maletas de calzado a cuestas me ha llevado, pero todo ya más tranquilo y pausado, casi el plan balneario, su evocador casco viejo (y mi colega Choche casualmente por ahí: lo celebramos con un abrazo y un buen vino), el magnífico Hostal Trefacio, el vetusto Toro y las desoladas carreteras de Aliste y Sayago... y ahora, recién aterrizado en mi hogar, brindando por el fin de las noches fuera... un par de semanas más por aquí y a despedir el calzado y disfrutar del lánguido otoño y la ensoñación... una ruta dura y complicada, por el tiempo (al revés) y la crisis, pero sobre todo por la erosión de los últimos meses y la fragilidad de mi cabecita loca, que me ha jugado varias malas pasadas (vértigo, nostalgia, tristeza, soledad, pánico, lo normal)... pero algunos ángeles en el camino han velado por mí, sido y estado, y sus salvavidas me han ayudado a mantenerme a flote...

para ellos
(y sus alas)
mis mejores latidos


Vicente Muñoz Álvarez

SALVAVIDAS



en las horas
vacías
de ruta

mi hermana
mis padres
mis amigos

alguien
a quien llamar
con quien hablar
con quien sentirme vivo

en medio
de la tormenta

mis salvavidas


Vicente Muñoz Álvarez

SELECTOR DE FRECUENCIAS

miércoles, 12 de noviembre de 2014

EL CORAZÓN AL DESNUDO



Una de las experiencias más gratas de este solitario oficio nuestro, la poesía, es constatar cómo otros compañeros del gremio, los más cercanos y queridos, evolucionan y crecen poema a poema y verso a verso, como poetas, primero, y en consecuencia (porque qué es la poesía - al menos la mía, y creo que la de Felipe también- sino autodescubrimiento, exorcismo y catarsis), como individuos. Es algo que no deja de fascinarme y sorprenderme, a nivel sociológico y emotivo (además de poético), porque las vueltas que da la poesía y la vida, siempre imbricadas, son azarosas e imprevisibles y nunca se sabe muy bien hacia dónde van dirigidas. Ventajas que tiene sin duda el conocer personalmente a un poeta: poder contemplar (y leer), digo, su evolución, y ser testigo de la materia prima que nutre sus versos.

Autodescubrimiento, exorcismo y catarsis, como antes mencionaba, son tres de los pilares esenciales de la poética de Felipe J.Piñeiro, sobre los cuales, pacientemente desde hace años, construye el edificio de su poesía y el de este libro (su segundo poemario, tras el ya lejano Pensamiento en la oscuridad del ser) en concreto.

Autodescubrimiento: porque Felipe, no me cabe duda, es de ese tipo de poetas para los cuales la poesía es algo más que un mero ejercicio de contemplación y estética, convirtiéndose en una forma de enfrentarse a sí mismo y, por extensión, también, al resto de la sociedad.

Exorcismo: porque mediante la escritura, y tras la indagación interior, Felipe conjura sus demonios y miedos, traumas y frustraciones, en un proceso terapéutico de autosuperación personal.

Y catarsis: porque de la contienda, de esa lucha contra sus propios fantasmas, surge un hombre nuevo, más sobrio y seguro, íntegro e iluminado.

Como el propio título indica, El ladrón de sentimientos es un catálogo de estados de ánimo y emociones: desamor, inquietud, nostalgia, dolor, trances y amnesias, pero al mismo tiempo ilusión y esperanza, seguridad, confianza y fe. Como un darle la vuelta a la piel y colocar cuidadosamente las vísceras, para reanudar a continuación el camino con las pilas recargadas y la cabeza bien alta.

Más, pues, un libro de sensaciones que de discursos, de intuiciones que de anécdotas, de ensoñaciones que de certezas, de preguntas que de respuestas; más, en definitiva, un poemario de lucha y deriva que de adoctrinamiento y estilo.

El autor, como nos enseñó Baudelaire (de quien tomo prestado, porque me parece que le va como anillo al dedo, el título de este esbozo de prólogo), para bien o para mal y con todos los riesgos que ello implica, nos muestra sin pudor su corazón al desnudo, la ternura y el furor de sus entrañas, en una especie de autoinmolación redentora que le reconcilia con la vida y el mundo.

Mientras nosotros, sus lectores y amigos, saboreamos la belleza desoladora y casi salvaje de sus versos, él, Felipe, como un ave fénix (o como un guerrero y hombre de conocimiento, que diría nuestro admirado Castaneda), resurge de sus propias cenizas y sobrevuela radiante las ruinas...

Pura Vida & Poesía, en suma.

Bienvenidos a la Ensoñación.


Vicente Muñoz Álvarez, prólogo a El ladrón de sentimientos, de Felipe J.Piñeiro (Eolas Ediciones, 2014).

Presentación en León


martes, 11 de noviembre de 2014

AZUL



y aún en las peores
y más bruscas
oscilaciones
de la rueda

Fortuna
puede girar
a nuestro cielo


Vicente Muñoz Álvarez,
de Privado
(Baile del sol, 2005)


domingo, 9 de noviembre de 2014

YENDO & VINIENDO



van pasando los días de ruta, es otoño en la tierra, ya he recolectado los tomates y la tila de mi pequeña huerta urbana, y otra vez, como siempre, me marcan los ciclos, pienso en el largo invierno de ensoñación a la vista, todo lo que va quedando atrás, puertas que se cierran y abren, todo raro y extraño, la verdad, cómo se suceden las estaciones, los boletus, todo que viene y que va, los gestos, las sonrisas, los buenos y malos momentos, tic tac, todo, sí, yendo y viniendo, que va y viene, que viene y que va... una carretera larga y llena de sorpresas, la vida, con cientos de bifurcaciones y desvíos... qué me espera en la dirección que no tomo, se preguntaba Kerouac, y yo me pregunto qué me espera en esta, la que sí tomo, una y otra vez me pregunto lo mismo y entorno los ojos y sujeto fuerte el volante y navego en mi furgoneta a la deriva y me dejo llevar... una semana más de ruta y adiós a las noches fuera de casa, la Wendy, el calor del hogar, se hunde Babilonia pero yo sigo a flote, vivo, supongo que algún día algo me hundirá... que nada te turbe, mantra de mi padre on the road: sigue, sin más, el camino...


Vicente Muñoz Álvarez

TEMPTATION

SEXY BEAST



viernes, 7 de noviembre de 2014

I'M AGAINST IT



48 años
y aún
sin entender
el amor

cómo viene
y por qué
se va

sigo
intentándolo


Vicente Muñoz Álvarez


PASOS PERDIDOS


Occidente se hunde, Babilonia naufraga, el mundo se pudre... vuelvo de Valladolid de una pieza, sí, prueba superada, pero canas en el pelo y arrugas nuevas en la frente que me traigo de más... y del resto de la ruta también, observando desde la furgoneta a la gente pasar, mi safari literario personal, los que buscan en los contenedores, cada vez más, los que duermen en los cajeros de los bancos, cada vez más, y los desnortados y desheredados, cada vez más... y a su lado los perros del amo, corbatas rojas y amarillas, trajes almidonados y consignas de la España profunda... ay, ay, qué mundo cruel y podrido, el nuestro, cómo pesan las maletas, qué complicadas las ventas, los pasos perdidos, las marionetas, cuánto sufre la peña y cómo nos desgasta el latrocinio... España se pudre, se hunde Babilonia, y yo con las maletas de calzado a cuestas en medio de la tormenta soy de ello testigo, desde el ojo de buey de mi furgoneta contemplo el naufragio, me deshincho, me deprimo, me agoto y regreso por las noches atacado y aprensivo al hotel, y aún así están los buenos latidos, conjuros de poder, la gente que vela por mí, en medio de la debacle, mensajes en botellas rotas, los salvavidas, los gestos... y los suspiros...


Vicente Muñoz Álvarez

RUTA SUICIDA


vuelvo
de Valladolid 

de una
pieza

prueba
superada


v

martes, 4 de noviembre de 2014

DIVA DE MIERDA: Dominio.


la hoguera
de las vanidades 
de la literatura 

sus trampas 
sus dominios 
sus traiciones 
sus deserciones 
sus chantajes 
sus servidumbres 
su herrumbre 
su podredumbre 
sus capillas 
sus zancadillas 
sus cárceles 
sus censores 
sus veredictos 
sus dictadores 

por eso
mejor
la trinchera


Vicente Muñoz Álvarez,
de Diva de mierda:
Una antología alrededor del ego
(Ediciones Liliputienses, 2014)

domingo, 2 de noviembre de 2014

LA PIEL SUAVE (Indian Summer)



que nuestra cabecita loca lo orienta todo hacia uno u otro fin, el cielo o el infierno nomás, lo tengo cada día más claro... y que las cosas son del color del cristal a través del cual se mira, también... o en resumen: que lo bueno atrae a lo bueno y lo malo atrae a lo malo... tantas lecciones aprendidas durante tantos años de los maestros antiguos y tropezando de nuevo en la misma piedra... pero qué difícil de domar, la loca de la casa, nuestra cabeza... se nos va siempre por donde quiere, la cabeza, y hace que las cosas sean tristes y atraigan lo griste, hasta que de pronto, por algún reajuste inconsciente, zas: la visión y la magia... y vuelve entonces a su sitio, la cabeza, sobre los hombros, y cambia el enfoque y el punto de encaje, lo cambia todo, la cabeza, y entonces todo es de otro color, las cosas son buenas, la vida es buena, la gente es buena y valoras de nuevo los gestos de los amigos, valoras la vida y el mundo y todo, sí, marcha entonces bien... lo pienso y repienso una y otra vez, aunque no lo controlo, las interconexiones extrañas de la mente y el cuerpo, el poder de la cabeza sobre el entorno en que vivimos, cómo el sueño de la razón produce monstruos y cómo lo bueno genera magia, los bosques cubiertos de hojas amarillas y llenos de boletus, las sonrisas de las personas queridas, sus sabias palabras, decorados nocturnos como de Hollywood, el sortilegio del cálido otoño y la ensoñación... cosas buenas que atraen vibraciones buenas o máscaras que ocultan la verdadera piel, bajo la dura, la suave... tú eliges el camino...


Vicente Muñoz Álvarez

IN THE REALMS OF THE UNREAL


Fantásico y emotivo documental sobre la vida y obra de Henry Dagner, que a todos arrebatará y hará reflexionar muy especialmente a los escritores, mis compañeros de gremio.

Una vida, la de Henry Dagner (1892-1973), triste y solitaria, anónima y casi monacal, y una gigantesca obra, La historia de las Vivians y los Reinos de lo Irreal, de más de 15.000 páginas de crónicas imaginarias maravillosamente ilustradas, sin ninguna pretensión de ser publicada, escrita únicamente para su exclusivo disfrute y placer.

El  monumental manuscrito fue encontrado por sus vecinos cuando Dagner agonizaba en el hospital y se ha convertido con el tiempo en una obra de culto y pieza clave del arte outsider y marginal.

De todo ello nos habla el documental de Jessica Yu, In the Realms of the Unreal (2004), a través de entrevistas a sus escasos conocidos y animaciones de sus alucinadas acuarelas, reconstruyendo su historia y dando cuenta de su inédito y extraño legado.

Una vez más la realidad supera, sí, a la ficción.

Vicente Muñoz Álvarez

In the Realms of the Unreal (completa) in You Tube


sábado, 1 de noviembre de 2014

LIEBRES, BOLETUS & ANIMALES PERDIDOS



el bosque hoy al amanecer como un bálsamo y entre las jaras y robles y encinas los boletus, docenas de boletus pinícolas y edulis bajo la hojarasca que he ido recolectando aquí y allá hasta llenar en poco más de una hora la cesta, y todo alrededor mágico y nostálgico y revelador, la tenue lluvia amarilla, mi quimérica realidad aparte, mi Walden místico y personal, y hasta una liebre de largas orejas que me salió al paso deseándome buena suerte, y el cielo protector y brumoso del amanecer lleno de promesas... nada que ver con el estrés de los días de ruta, cada cliente un problema, cada visita una odisea, el tráfico de la ciudad, los hoteles impersonales, los menús baratos y los animales perdidos, cientos de muestras de zapatos y zapatillas en la furgoneta y la monotonía de las líneas blancas e hipnóticas de la carretera... boletus sí, estrés no, me digo, pronto terminará la ruta, ya vendrá luego la ensoñación...


Vicente Muñoz Álvarez