lunes, 30 de septiembre de 2013

VAMPIROS



así es

todo
(en este oficio)
 hay que contarlo

somos
vampiros

de vuestra sangre
vivimos

opiniones
comentarios
aplausos

nosotros

que todo lo damos
que nada tenemos
que por todo apostamos

desde
los subterráneos

perros de la lluvia
poetas de la noche

sedientos
de sangre

esperamos


Vicente Muñoz Álvarez

EL DESCRÉDITO: La portada.


Enrique Vila-Matas, Miguel Sánchez-Ostiz, Mario Crespo, Celia Novis, José Ángel Barrueco, Óscar Esquivias, Bruno Marcos, Pepe Pereza, Isabel García Mellado, Álex Portero, Vanity Dust, Juanjo Ramírez, Patxi Irurzun, Juan Carlos Vicente, Velpister, Esteban Gutiérrez Gómez, Pablo Cerezal, Javier Esteban, Choche, Miguel Baquero, Carlos Salcedo Odklas, Joaquín Piqueras, Adriana Bañares, Gsús Bonilla, Alfonso Xen Rabanal, Daniel Ruiz García, Julio César Álvarez y Vicente Muñoz Álvarez, son los autores que conforman este libro-homenaje a Louis-Ferdinand Céline, uno de los autores clave del siglo XX, desprestigiado y denigrado por sus ideas antisemitas y su colaboración con el régimen de Vichy.



domingo, 29 de septiembre de 2013

QUERIDOS DRUGOS


visto así, desde fuera, parece casual, 
la rueda de Fortuna que viene y que va... 

visto de otra manera, desde las entrañas, 
este sábado ha sido un día muy especial... 

nuestra Tripulación ahí, la de Vinalia Trippers, y la otra, la que tanto nos inspiró, la del Canto, la de Ana Curra, el Dogo, César Scappa, García Alix, mis hermanitos del 4 de Agosto, Casimiro Parker y Valiente Inverso, la sombra de El Ángel, los Turrones, Mario Boville y tantos y tantos colegas poetas y músicos, esos cerebros privilegiados y golpeados de mi generación, musas y amigos, queridos drugos, buscadores, estáis en mi corazón...

gracias
again

a unos
& otros

por Ser 
& Estar

v

cover

Gsús Bonilla, Enrique Cabezón, Cesar Scappa, Alberto García Alix, Ana Curra, El Dogo, Vicente Muñoz Álvarez, Silvia D Ch & Xen Rabanal, bajo la sombra de El Ángel, de la mano de Felipe Zapico

viernes, 27 de septiembre de 2013

LÁGRIMAS


cae la lluvia

lágrimas germinando

en la tierra


Vicente Muñoz Álvarez

VINALIA TRIPPERS: Desembarco en Madrid.


nos toca al fin presentar Spanish Quinqui en Madrid, para allá que nos vamos en la nave de Vinalia mañana, y pocos bolos, en verdad, me apetecen tanto como el que se avecina... en el Tributo a El Ángel, primero, con Ana Curra, César Scappa, el Dogo y la peña de Casimiro Parker y 4 de Agosto (19.30 horas, Casa del Reloj), y en el Acid Test de Vinalia después (22.30 horas, Calvario Bar), con Mario Boville, los Turrones y toda la Tripulación...

mucha de la gente que más admiro 
& quiero del planeta
reunidos para la ocasión 
en una jornada 
que promete ser memorable


Más info en el blog de Vinalia


jueves, 26 de septiembre de 2013

TIERRA


nadie es profeta en su tierra 

hasta que no se encuentra

 enterrado bajo ella


lo dice
David González

uno de los nuestros

y cuánta razón lleva

veo a mi alrededor

a mis hermanos
de sangre

poetas
y narradores

y pienso
(con orgullo)
en que así es

así será

casi seguro

hasta estar

todos

cubiertos
de tierra


Vicente Muñoz Álvarez

THE SALAMANDERS LIVE


Finales de los 80 en León: fin de milenio en la Tierra: Salamanders, integrado por miembros de otras bandas locales (Flechazos y Abogado del diablo), irrumpe en la escena musical española con su rock lisérgico y garajero, de claras raíces británicas y norteamericanas, distanciándose de lo que en aquel momento era la tendencia dominante en todo el país: pop rock cantado en castellano de carácter localista y castizo. José, Juancho, Miguel y posteriormente Johnny, los Salamanders, inspirados por el garaje y la psicodelia de los años 60 y 70 (Flamin’ Grovies, The Litter, The Sonics, Stooges, MC5), sorprenden con un repertorio de contundentes versiones de bandas americanas e inglesas y algunos temas propios que dejan boquiabierto al personal. Todo ello con una cuidada estética sixty (camisas de chorreras, melenas, patillas largas, gafas oscuras y collares de colmillos que envidiarían hasta los Music Machine) y un ritmo endiablado e hipnótico que hacía estallar las neuronas. Posteriormente, unos cuatro años después, tras docenas de conciertos en salas de todo país y haber sido incluidos en varios recopilatorios de Munster Records, el grupo se dispersaría y sus miembros pasarían a formar parte de bandas como Buffalo, The Crepitos, Bummer o La secta.

Año 2008 en León: nuevo milenio en la Tierra: para celebrar el vigésimo aniversario de su fundación, Salamanders se reúne de nuevo y ofrece a sus seguidores y fans un memorable concierto en la sala Studio 54, en una fiesta organizada por ELRIN.COM.

Año 2012 en León: fin del mundo maya en la Tierra: el sello discográfico Stone paper scissors edita en vinilo dos de los temas más emblemáticos de la banda, Paper Woman (original de José Berrot) y una impagable versión de Action Woman (The Litter), rescatando del olvido al legendario grupo leonés y registrando su visceral sonido para la posteridad. 

Larga Vida 

a Salamanders 

el ritmo continúa

Vicente Muñoz Álvarez, 
prólogo para el single Paper Woman 
(Stone Paper Scissors, 2013).


The Salamanders y Hammond Rogers en El Gran Café

Por ileon.com | 24/09/2013

Las dos bandas leonesas actúan este jueves a las 22.00 horas en el local situado en la calle Cervantes.The Salamanders es un grupo leonés que se formó en el año 1989 cuando José Dominguez , que venía de tocar en Los Flechazos, decide tomar la voz solista y hacerse cargo de la guitarra. Para ello recluta a su amigo Juancho Lopez y empiezan a ensayar versiones de sus grupos favoritos : Sonics, Flamin Groovies, Stooges, MC5, Radio Birdman, Link Wray, The Litter, The Sparkles, Ray Charles, Rolling Stones, Jimi Hendrix ...

Sus puntos de referencia eran el Rock de garage y el sonido Detroit. Más adelante se les uniría Miguel Manero (Abogado del Diablo) y un guitarrista coruñes llamado Johnny (Metro). En los tres escasos años que duró el grupo realizaron una intensa actividad pero es justo ahora cuando sus grabaciones completas por fin ven la luz: acaba de aparecer en el mercado discográfico un single que viene acompañado de un CD en el sello leones 'Stone Paper Scissors'.

Por ello, este jueves The Salamanders se volverán a subir a un escenario para celebrar esta nueva edición de las canciones que grabaron en vida y hasta la fecha habían permanecido enlatadas: será en el Gran Café a partir de las 22.00 horas y contarán con la presencia de Hammond & Rogers como artistas invitados, una nueva formación leonesa con ilustres miembros: Daniel Charras ( Vacazul / Bebe ) y Juan Marigorta ( Zabriszy / The Bright ).

Jueves, 26 de septiembre. A las 22.00 horas.

Gran Café (c/ Cervantes, 9), León.

Entrada: 5 euros


miércoles, 25 de septiembre de 2013

ANIMALES PERDIDOS según Eusebio Priego.


Hacerle una foto al poema, eso fue lo primero que pensé, mientras resumía estaciones de metro.

Uno, dos , tres, cuatro... imposible decidirme por ninguno.

Con la sorpresa en la boca, avanzando cuesta abajo las imágenes, hasta que ya fuera del metro, decidí hacer la foto: esta.

Enorme poemario de Vicente Muñoz Álvarez

Eusebio Priego


martes, 24 de septiembre de 2013

lunes, 23 de septiembre de 2013

BEATITUD



vuelvo a repetirlo

de otra manera

Beatitud

es

estar rodeado
de los mejores cerebros
de mi generación

aquí 

& ahora

por ello brindo


v

domingo, 22 de septiembre de 2013

LA NAVE VA


fin de semana muy intenso y especial en Madrid, de los que dejan huella, y tantos escritores y amigos arropándome y haciéndome sentir como en casa...

mejor, en esta ocasión, no decir los nombres, porque han sido docenas y ellos saben quiénes son...

para todos

con mis mejores latidos

gracias por ser 
& estar

v

photo by Felipe Zapico

jueves, 19 de septiembre de 2013

VIC by JUL

DESPUÉS DE TANTOS AÑOS


Para Juan Luis Panero, in Memoriam.


Les vi después de tantos años

hablando de incesto y fin de raza
con ojos cansados de niños
que no quieren dormir

Leopoldo Michi y Juan Luis
Castrillo de las Piedras
y el presentimiento ya inequívoco
de la locura

que había en aquella casa
como un aura de ensueño
mientras ellos fumaban y bebían
conjurando a sus fantasmas
y entonando obscenos
mantras de inquietud

y allí estaban los tres
que presagiaban la demencia
de un futuro que al llegar aún fue peor

y yo les miraba o admiraba
y comprendía de sus lágrimas
que jugar a ser maldito
es tan hermoso y arriesgado
porque nadie hay capaz
de confundir al tiempo
sin curtirse luego en el olvido

y réquiem por los santos.


Vicente Muñoz Álvarez, de Parnaso en llamas (Baile del sol, 2006).


JUAN LUIS PANERO

miércoles, 18 de septiembre de 2013

LOS TIEMPOS ESTÁN CAMBIANDO (2)


los tiempos están cambiando, sí, mi tiempo y el de casi todos, amigos (los mejores) que desahuciados se van y lánguidas despedidas, el calzado que comienza de nuevo, el otoño que llega, se acortan los días, se encoge dentro de las costillas el corazón, la amenaza del frío ya está aquí, vuelvo a la calle, babilonia me espera, nuevos planes a la vista, libros que vienen, todo que sigue, la gente que va, comienzan las clases, maduran en la terraza al fin los tomates, empieza la puta liga, censuran cosas bellas en facebook (Ana Curra: God Save the Queen), intentan subliminalmente domarnos, Durruti presente, las hojas de los árboles empiezan a amarillear, llegan a destiempo todo tipo de compromisos literarios, El descrédito ya a la vuelta de la esquina, las presentaciones de Origami y Vinalia en Madrid, las setas que comenzarán pronto a brotar, mis clientes esperando ya cita, las noches insomnes de ruta, la poesía, el calzado, todo mezclado y fusionado, todo, como en la vida, en continuo tránsito y cambio dentro de mí... aunque de momento (y eso es lo más importante) el amor, como un milagro en estos tiempos del cólera, sigue ahí, la rosa sin espinas y la luz amable de los días acariciando pese a tantos mordiscos mi piel...

no es

decir poco

v

martes, 17 de septiembre de 2013

THE TIMES THEY ARE A CHANGING

los cambios

esas fases
en las que el tiempo
pesa

las despedidas

esos instantes
en los que el corazón
naufraga

la vida

esa nave
siempre
a la deriva

y yo

esta cabeza
a la que la nostalgia
abrasa

momentos
perdidos

que no
volverán


v

LOS DIABLOS DE ORIGAMI

Allí estaremos

lunes, 16 de septiembre de 2013

EASY RIDER


lo que fuiste
lo que serás
lo que te gustaría ser
lo que podrías
haber sido

o lo que eres


decides

la ruta


Vicente Muñoz Álvarez

domingo, 15 de septiembre de 2013

SENDERO


algo
al menos
he aprendido
en este casi
medio siglo
de caminar
por la tierra

fuera

lo superfluo
lo innecesario
lo que no me gusta
lo que me ofende
lo que me molesta
lo que no va conmigo

las conjuras de
de los necios

fuera

siempre

lo que me aleja
de mí

es corto
y demasiado
hermoso

el paseo

como para no
disfrutar
el camino


Vicente Muñoz Álvarez

cover by Vladimir Kush

MÁS ALLÁ DE LAS CIMAS


Uno de esos documentales maravillosos e imprescindibles (seas o no montañero) que te reconcilian con la vida y el mundo, Más allá de las cimas (Au-delà des cimes, 2009), de Remy Tezier, se centra en la figura y vertiginosas escaladas de la alpinista francesa Catherine Destivelle en el macizo del Mont Blanc con varios de sus compañeros de ruta.

Dicha así, la cosa no parece de gran interés para los no iniciados, pero os aseguro que no olvidaréis fácilmente este documental, revelador y bellísimo, y el mensaje de libertad, autosuperación y pura vida que encierra entre líneas, sus imágenes estremecedoras y la serenidad que emana de sus diálogos y reflexiones.

La montaña como vía de conocimiento y travesía interior, como fuga y escape, la atracción por las cumbres, la música de las esferas y la pasión por la altura, todo ello en clave poética y metafórica, es lo que Destivelle nos muestra y contagia en Más allá de las cimas, consiguiendo introducirnos en su propia piel.

Concienciación y concentración absoluta cuando te juegas la vida, el tiempo detenido, el cuerpo equilibrado, la mente quieta, los sentidos alerta... Lecciones básicas de escalada que, por extensión, también lo son de filosofía y de mística, o de cómo ser y estar en la tierra.

Hipnótico y fascinante de principio a fin y otra de mis recomendaciones 5 estrellas.

Trailer in You Tube:


sábado, 14 de septiembre de 2013

ANOREXIA


si sigo
exprimiendo
así los versos
no quedará nada

tanto
adelgazar
mermar
reducir
condensar

para qué

voy a llegar
al hueso

qué es
lo que busco

en la médula

quizá

la esencia


Vicente Múñoz Álvarez

cover by Alfred Kubin

viernes, 13 de septiembre de 2013

DISIDENTES


barriendo
las calles

desde
hace siglos

los poetas

granos
en el culo

reciclando
la mugre

de la sociedad


Vicente Muñoz Álvarez

GARDEN


muchas veces harto
o hasta la polla
o el culo

sigo

pese a todo

intentando
tener fe

¿le gusta este jardín

que es suyo?

evite que sus hijos
lo destruyan


v

FREE LIVING: Sex Museum.

EL DESCRÉDITO: Prólogos.


EL DESCRÉDITO

por Vicente Muñoz Álvarez


Si existe un novelista, por encima de cualquier otro, que haya marcado a los escritores de mi generación y se merezca hoy en día por méritos propios un homenaje, ese es Louis-Ferdinand Céline, autor, entre otras, de dos de las novelas más importantes del pasado siglo, Viaje al fin de la noche y Muerte a crédito, maldito entre los malditos, estigmatizado por sus panfletos antisemitas y su colaboracionismo con el régimen de Vichy durante la Segunda Guerra Mundial, vilipendiado, ninguneado y odiado, pero también idolatrado, admirado e imitado hasta la saciedad. Un homenaje que incluso en su país natal, Francia, le ha sido denegado por motivos de oportunismo político, y que hoy, en España, aquí y ahora, en plena debacle económica y social (y en un contexto muy semejante al que él denunció en su día), un grupo de narradores nos hemos decidido a brindarle.

Porque creemos, en primer lugar (y en eso coincidimos prácticamente todos), que su obra lo merece, por encima de cualquier consideración biográfica, histórica o política. Porque para nosotros es un indiscutible referente y maestro, quizás el más grande de todos, y desde nuestra posición de escritores nos sentimos obligados a hacerle justicia. Porque, hoy más que nunca, desencantados de la política y el sistema imperante, el mensaje anarquista de sus novelas sigue más vigente que ayer. Porque no queremos seguir siendo cómplices de su linchamiento y de tanta hipocresía. Porque sus palabras nos agujerean el corazón y enseñan gigantescas verdades, gusten o no, duelan o no, escandalicen o no, hieran a quien hieran. Porque de su nihilismo aprendemos, gracias a él somos individuos pensantes, no marionetas, y debido a él nos liberamos de velos y ataduras y contemplamos objetivamente el mundo. Porque si hubiera que juzgar (como se le ha juzgado a él y a su obra) la literatura y el arte por la catadura moral de sus artífices, las bibliotecas y museos se vaciarían…

Por todo ello y mucho más, esta antología, nuestro sentido homenaje. 

Ya de puestos, hasta cuello”, afirmaba a menudo Ferdinand, y hasta el cuello nos hemos metido en su obra y hasta el fondo hemos querido llegar. Sin complejos ni prejuicios, sin filtros morales ni consideraciones éticas, por el mero hecho de admirar su prosa y reconocer su maestría, por el puro placer de hacerle (nuestra) justicia.

Cuando uno lee Viaje al fin de la noche o Muerte a crédito o Norte o Rigodón, tiene que ser objetivo, lo primero. Tiene que reconocer, por encima incluso de la Historia, que lo que el viejo y resentido Céline afirmaba categóricamente desde su derrota: “Soy el escritor más grande de este siglo”, tiene en parte su fundamento. Es una fanfarronada celiniana, indudablemente, pero, en cualquier caso, una indiscutible verdad. Lo que él hizo con el lenguaje, con las palabras, lo que descubrió al fondo de nuestras atormentadas mentes, lo que intentó plasmar, lo que gritó, lo que cantó, fue la gesta de nuestra desolación, el espectáculo dantesco de nuestro destino. Algo que, al fin y al cabo, a todos nos da miedo: como ver nuestro cadáver pudriéndose y contemplar atónitos nuestros gusanos.

Maurice Bardeche, en su biografía sobre LFC, afirma: “Hay algo que siempre resultará ingrato, que siempre espantará a los espíritus timoratos, y es la no esperanza de Céline, el precipicio que nos fuerza a contemplar, el abismo que no deja otro futuro salvo el caos. Céline lo había dicho en una ocasión en una de sus entrevistas: no se permite dudar de los hombres, y esa es una blasfemia para la que no hay absolución.”

Nuestro miedo, nuestra misantropía, nuestro espanto… Si la literatura refleja (directa o indirectamente) nuestra experiencia, ¿cómo no va a reflejar nuestra desgracia?

Ese fue Céline, y ese, asimismo, su genio y maestría, su ominoso e iluminado talento: cantarle al horror y desnudar por dentro nuestra mentira.

Su primera novela, Viaje al fin de la noche, abre la puerta al carnaval: ahí está Bardumu, su alter ego, denunciando el sistema de ser hombre, el mero hecho de estar vivo. La farsa de la colonización, de la guerra, de la política, de la medicina, del orgullo, de la dignidad… Primer aviso.

Luego, Muerte a crédito. Aquí lo grotesco se erige ya sobre lo ideológico o lo racional, se olvidan los contextos, las excusas, para ir directamente al grano: nuestra infancia, los primeros pasos, el principio del fin, el aprendizaje de la miseria y la muerte, el despertar… Céline ya no es Bardamu, ahora es él mismo, Ferdinand, y lo será ya en el resto de sus novelas. Ya no hay más lepras que ocultar. Perdida la esperanza, sólo queda ya el resentimiento. Comienza la función, el espectáculo. La humanidad al completo es una mentira, una farsa, una invocación de muerte. Y es precisamente esta revelación, la total sinrazón, la absoluta desesperanza, la que le lleva a la exaltación final y la que justifica, al menos de algún modo, su desafortunado error político.

Y entonces llega el odio, el aullido de la fiera herida, acorralada, perseguida y demonizada: Fantasía para otra ocasión, De un castillo a otro, Norte, Rigodón, etc.

Céline fue sin duda el perdedor del juego y él mismo se regocijó en su derrota, se la sirvió en bandeja a la posteridad.

Aunque no pretendemos disculparle, exactamente. Lo que más bien intentamos es mostrar cómo la experiencia influye a veces de manera trágica y extraña en la literatura, cómo en ocasiones el dolor engendra monstruos, para poder desglosar con tino de su obra su inigualable estilo, su lenguaje emotivo grandioso, de los hechos dramáticos que lo originaron.

¿Fue Céline un escritor en esencia fascista o le llevó su desengaño a serlo? ¿Fue realmente el más grande o fraguó deliberadamente su imagen desde su escritura? ¿Fueron, en suma, sus panfletos antisemitas fruto de su desencanto, o más bien el reflejo de un sentimiento, “la tentativa de un sendero” (parafraseando a Herman Hesse)?

Sea cual fuere la respuesta, creo que lo más oportuno, por encima de cualquier prejuicio e ideología, de cualquier sentencia apresurada, es leer inteligentemente sus novelas, con la venia de los timoratos.

Y eso es lo que hemos hecho exactamente en esta antología, Julio César Álvarez y yo como antólogos, y otros veinticinco autores españoles contemporáneos, algunos más y otros menos conocidos, antes de escribir sobre el tema: leer imparcial y desprejuiciadamente a Céline, primero, para poder hablar con fundamento de su legado y obra después. Algo que muchos de sus verdugos y detractores, me temo, no se han ni si quiera dignado a hacer, al menos con la debida objetividad de espíritu.

Este es, pues, nuestro homenaje y tributo, Maestro, para ti nuestra ofrenda.


NO MIREN ABAJO, UNA TENTATIVA DE PRÓLOGO CELINIANO

por Julio César Álvarez


Céline sigue en movimiento, todavía hoy. Crece y decrece, palpita y se apaga a intervalos, dejando siempre tras de sí cientos o miles de heridos por su lectura y la ingenua pretensión de hallar esa extraña fórmula que parece esconder. Prosa auténtica, estilo auténtico, sin más. Algo en principio sencillo, pero que todo autor sabe sumamente difícil. Por eso estas páginas no iban a ser una excepción. Decía Enrique Vila-Matas en aquel libro de reflexiones que fue El viajero más lento. El arte de no terminar nada (Seix Barral, 2011), que “nuevamente renace esa casi inconfesable e incómoda atracción que sentimos hacia las cosas de Céline” y que indefectiblemente nos obliga “a tomar partido”. Tal vez por eso, en esta antología no duda en definirle como un “hombre un poco pesado” (incluido en el propio título) o esa otra en que lo puntualiza como “autor de un solo libro, el primero (…) y que lo otro fue pura cháchara y aullido”, amén de “cerdo repugnante” y demás parabienes. Y así se cruza uno siempre con Céline, con pasión y odio encontrados, con admiración y deseo de colgarlo en la plaza pública, o como poco esconderlo en un rincón, en ese cuarto oscuro que es la sombra más negra de la humanidad. Características de tal calibre, evidentemente, sólo las tiene un padre o un maestro, y puede que Louis-Ferdinand Céline sea, ni más ni menos, ambas cosas. El padre y maestro de la literatura contemporáneas, al menos de cierta literatura, ésa que persigue coger del cuello la verdad y crear belleza extrema de lo más terrible de nuestro ser.

Es por ello que Vicente Muñoz y yo decidimos acercarnos a la figura del francés, levantar una antología con autores de muy distinto tipo y ver qué nos encontrábamos al final del trayecto. Y sucedió lo esperable. Cada autor interpretó al autor de Muerte a Crédito de un modo muy distinto, cada uno forzó más si cabe su propia sintaxis (la sombra de Céline es alargada) en un intento de homenajear al desagradable maestro y hacer ver las consecuencias de una filosofía celiniana, si eso es posible y aconsejable. No debemos olvidar que Céline en algunas cuestiones era un amargado nihilista, pero un nihilista que no podía dejar de escribir, quizá porque el resto de aspectos de la propia existencia eran mucho más detestables.

Así, la selección de autores (unos más consagrados, otros más prometedores), ha descendido por su particular abismo para responder al enigma Céline. El conjunto es sumamente interesante, porque además de desentrañar parte de ese enigma, también se produce el voluntario o involuntario desnudo que aquel Viaje al fin de la noche les causó. Digo esto, porque es probablemente, junto con Muerte a crédito, la obra que más veces se menciona. Una especie de espejo en el que muchos se han querido ver reflejados nuevamente. Lo que convierte en un alivio encontrarse con ese cinismo vitalista que para Bruno Marcos atesora el gran maldito, o su contrapeso inevitable, la asfixia y enormidad celiniana de Miguel Sánchez Ostiz. Sin olvidar el discutido tema del antisemitismo, en ello profundizan a pleno pulmón y sin ayuda de oxígeno, por ejemplo, José Ángel Barrueco o Juan Carlos Vicente; aunque también hay ficciones de muy distinto tipo que encierran indirectamente parte de esa fascinación inagotable, y pienso en Patxi Irurzun o en Pepe Pereza, o ese otro retazo de autobiografía, con tintes militares y descreimiento precoz que es el relato de Carlos Salcedo. Sin olvidar, ya digo, el juego con la sintaxis, como en Alfonso Xen Rabanal, o esa otra conversación extraída de lo digital, por Joaquín Piqueras, que lo que logra, sobre todo, es acercar a Céline con naturalidad al desmoronamiento de este nuevo siglo.

Luego están la las recreaciones de hechos sintomáticos en la frágil existencia del autor, como aquella visita fugaz que hicieran Burroughs y Ginsberg, y que ahora nos acerca Mario Crespo, que junto con esa otra dramática travesía en barco de Celia Novis, humanizan y dan cabida a personalísimos retratos, tan posibles o más que aquellos otros autorretratos escondidos en sus libros. Siempre, eso sí, con un instintivo sentido de tensa admiración.

Estos son algunos de los elementos y artefactos que el lector encontrará de aquí en adelante. Se cruzará con lo mejor y peor de aquel huraño ser que destapo para siempre la caja de los truenos, la que supone ir de frente, sin titubeos y medias tintas, perdigones de más o menos calibre que se instalarán infecciosamente en lo más profundo de nuestro cerebro y que plantearán sin demora una nueva lectura o relectura del fenómeno Céline y su infinito legado.

No podrán evitar chocar indirectamente con sus contradicciones, su visceralidad más profunda, hurgar en esos recodos que parecen esconder algún tipo de respuesta, la que sólo aparece en los peores momentos, en las guerras o en el choque frontal entre los seres humanos más desesperados (tal vez esta crisis económica que se alarga sin fin, no sea más que un conflicto bélico sin armas y el mejor momento posible para llevar a cabo esta antología). Aunque la respuesta que pueda ofrecer el “viejo rabioso”, si es que ofrece alguna, es el poderoso atractivo de su estilo, ese sempiterno estilo fragmentado y su genial abismo que nos mira directamente a los ojos (ya decía Buffon aquello de que “el estilo es el hombre”). Vivimos tiempos confusos, no hay duda, eso convierte y convertirá a Céline en el perfecto guía por el desfiladero. Eso sí, miren con cuidado hacia abajo. Queda en sus manos.


Prólogos de El descrédito: Viajes narrativos en torno a Louis Ferdinand Céline.


En octubre en las librerías.

FRIENDS (for Luismi)


Al borde del camino

en el Belmondo Bar

martes, 10 de septiembre de 2013

CULT MOVIES: Edición ebook.


Como el subtítulo indica, estamos ante un catálogo de películas «para llevarse al infierno», cintas anómalas, hipnóticas, desasosegantes; films que sacuden al espectador por lo extraño, por lo insólito, por lo novedoso e incluso por lo insospechado. No se trata de un listado de los mejores títulos de la historia del cine: muchas de las películas que figuran en Cult movies seguramente no destaquen por su calidad, por su belleza, y mucho menos por su desarrollo comercial; hay, sin embargo, en todas ellas un poder de atracción incatalogable que, a lo largo de los años, las ha rodeado de admiradores fascinados, de acólitos, de fieles.

En último caso, en todas ellas se refleja, en mayor o menor grado, el underground, la contracultura, la expresión estética al margen de las normas admitidas que tan querida le es al autor. Cult movies es, en gran medida, la declaración de intenciones de un escritor inquieto que, como los hacedores de estas películas, consideran que siempre hay y siempre queda un resquicio por el que colarse y un camino que recorrer.


Vicente Muñoz Álvarez. León, 1966.

Ha publicado poemarios: Buscando la luz (1998), Canciones de la gran deriva (1999), 38 Poemash (2000), Privado (2005), Estación del frío (2006), Parnaso en llamas (2006), Animales Perdidos (2012).

Relatos y novela: Monstruos y Prodigios (Premio Letras Jóvenes Castilla- León, 1995), El pueblo oscuro (1996), Perro de la lluvia (1997), Los que vienen detrás (2002), El merodeador (2007), Marginales (2008), Mi vida en la penumbra (2008).

Y ensayo: El tiempo de los asesinos (1998), Cult Movies: Películas para llevarse al Infierno (2011).

Ha sido incluido en numerosas antologías de poesía y prosa contemporánea y edita el fanzine Vinalia Trippers.


Cult movies. Películas para llevarse al infierno

Vicente Muñoz Álvarez

Edición ebook

Longitud 218 páginas en Adobe Digital Editions

ISBN 978-84-15414-81-0 (epub)


TRIPULANTES


qué privilegio

después de tantos años

haber publicado

(& mimado)

a los mejores cerebros 
de mi generación

Vinalia Trippers 
Golpes
Tripulantes
Hankover 
23 Pandoras 
Beatitud
El descrédito

por todos vosotros

compañeros
de Viaje

brindo

v

lunes, 9 de septiembre de 2013

LA OTRA PARTE


y entretanto

queridos drugos

relaxing cup
of café con leche

(o los pedos del amo apestan)

v

cover by Alfred Kubin

domingo, 8 de septiembre de 2013

FRONTERAS


están primero
las metas

lo que te gustaría ser
cómo desearías estar parecer
dónde querrías llegar

y están después
las fronteras

lo que realmente eres
cómo estás pareces
dónde te encuentras

asumirlo lleva
toda la vida


Vicente Muñoz Álvarez

cover by Alfred Kubin

MORBO


viernes, 6 de septiembre de 2013

VIVIR MUTANDO

 MABELE EDICIONES
DESDE SU ESCRITORIO MUTANTE

PRESENTA:

"VIVIR MUTANDO"

Portada: Marta Waterme

Contraportada: Alfonso Brezmes

"Vivir Mutando" son diferentes maneras de entender la existencia/experiencia creativa. Los autores emplean su talento hurgando, taladrando en nuestra cordura, para luego, acariciar la herida o dejarla a la intemperie...

Alfonso Brezmes, Alfonso Xen Rabanal, Amparo Paniagua, Ana Vara, Ana Vega, Ángel González, Antonio Alfeca, Baptiste Bleu, Begoña Leonardo, David González, Domingo López, Estela Aguilar, Fernado Rguez (Gun), Gregorio Antolín, Ivan Rafael, Javier del Sastre, Javier Flores, Jorge M Molinero, Julian Alonso, Manolo Campoamor, María Solís, Marta Waterme, Ulises Paniagua, Vicente Muñoz

Descúbrelo en las principales plataformas: 




Lee, descarga, comparte...

Gracias, seguiremos mutando.